martes, 19 de enero de 2016



El  consejo, para nuestro crecimiento personal.

Él es muy grande, no hay forma de equivocarme'.

Marcó el mejor gol de 2015 y sorprendió gala FIFA con inesperado mensaje de fe.


GOIANIA, 15 Ene. 16 (ACI).- Wendell Lira es un jugador de fútbol casi desconocido y hasta hace unos meses estaba desempleado. El lunes ganó el premio al mejor gol del año 2015 en la gala de la FIFA y el mensaje de fe que pronunció en la ceremonia conmueve las redes.

Lira recibió el Premio Puskas gracias a la votación del público por un gol que marcó en la cuarta división del fútbol brasileño. Ganar parecía imposible. Sin embargo, recibió el 46,7% de los votos, superando a Lionel Messi con 33,3% y al italiano Alessandro Florenzi con 7,1%.

Su increíble victoria fue aún más conmovedora por el mensaje de agradecimiento que pronunció.       "Quiero, primero, agradecer a Dios por este momento único en mi vida y poder estar aquí, conociendo grandes jugadores que son mis ídolos, que conocía solo en los videojuegos y hoy estoy aquí conociéndolos personalmente. Quiero agradecer mucho a mi familia, a la nación brasileña que votó por mí, a mi esposa y a mi hija, que son todo para mía. Mi hija Marcela está en casa ahora.

Quiero dejar un pasaje bíblico. Cuando Goliat apareció, todo el mundo lo miraba y decía: 'Él es muy fuerte'. 'Él es muy grande, tú no tienes manera de ganarle'. Y David, cuando vio a Goliat, dijo: 'Él es muy grande, no hay forma de equivocarme'. Y así es como tenemos que lidiar con nuestros problemas diarios en nuestra vida. Así agradezco a todos. Muchas gracias".

Lira ganó un premio como jugador revelación en un torneo juvenil en 2006, pero varias lesiones parecían acabar con su carrera deportiva. Dejó el fútbol y se dedicó a trabajar con su madre en una cafetería. Sin embargo, se dio una segunda oportunidad e ingresó al Goianesia, donde marcó el gol que le valió el Premio Puskas.


Puede ver premiación



Fuente: Mensaje del Evangelio del día.